La ciudad que siempre palpita: Nueva York

La ciudad que siempre palpita: Nueva York

Nueva York es una explosión de locura urbana, que puede ser elegante o bizarra, con parques relajados y avenidas endiabladas, chic en ocasiones y aristocrática en otros rincones. Pero nunca puede dejar indiferente al visitante, que se fascina con esa mezcla de sentimientos y actitudes que presenta en sus calles, tiendas, y en el toque particular que le dan los neoyorkinos.

Sus gentes también son diferentes a lo que podemos ver por aquí. Incluso sus chicas de calle tienen un aire distinto (podemos ver las diferencias a la hora de vestir, por ejemplo, entre las escorts de EEUU y España – https://www.sustitutas.com/).

Pero también hay una Nueva York elegante, señorial y aristocrática en una ciudad que aunque no tenga nobleza real, juega a poseerla. Flanqueando el Central Park se levantan los edificios más impactantes que se puedan contemplar, con el Museo Guggenheim como ícono de la mezcla de glamour, refinamiento, arte y tendencias.

Y bajando un poco hacia el sur, el corazón del corazón: el Midtown Manhattan, con su colección de edificios emblemáticos y esquinas reconocidas en cientos de películas.

Es cierto que las mejores vistas de esta colmena humana se contemplan desde la terraza del Empire State, la mole de casi 450 metros que domina con firmeza el horizonte de rascacielos. Pero ninguno de sus primos de acero y hierro pueden con la elegancia art decó del Chrysler, con esas gárgolas de águilas metálicas con el ceño siempre fruncido.

La Quinta Avenida es un catálogo de sofisticación, con sus tiendas de generosos metros cuadrados, precios astronómicos y personal de sonrisa profesional. El paseo comienza en el cubo de Apple, y hacia el sur, van desfilando Tiffany & Co., Cartier, Gucci, Louis Vuitton, Hermès, Prada y siguen las firmas. Y encajonada entre los rascacielos, como una metáfora del devenir de los tiempos modernos, las agujas góticas de la Catedral de San Patricio, que dialogan con la elegancia del Rockefeller Center.

SONY DSC

Y a un tiro de piedra, el nervio motor de la ciudad, la locura y el frenesí de Times Square, con su colección de teatros, carteles luminosos y taxis que transitan, a su pesar, a paso de hombre.

A Nueva York hay que sentirla, reconocerla, y se recibirá la recompensa de descubrir una ciudad que nunca duerme, como ya lo había anunciado Frank Sinatra; una metrópoli con una identidad única porque es una amalgama de sueños, frustraciones, opulencias, vértigos y orgullos diversos.

The following two tabs change content below.

Viajes Karibean

Somos un grupo de personas que viajan por todo el mundo para poder retransmitir las mejores noticias. Somo eficaces y realmente rápidos, aconsejamos sobre todas las ciudades importantes y que realmente merecen ser visitadas. Nos encanta tener las ideas y conocimientos de casa lugar que visitamos.

Latest posts by Viajes Karibean (see all)